Un reto por la ciencia

La Fundación SENER ha puesto en marcha un proyecto conjunto denominado “Un reto por la ciencia” para fomentar las vocaciones científicas en los jóvenes y adolescentes en los centros educativos. Han sido los alumnos de 4.º de ESO del colegio Azkorri de Getxo los primeros en participar en esta iniciativa, en la que han tomado parte 59 estudiantes.

“Un reto por la ciencia” consiste en que los profesionales de SENER expongan retos reales a los alumnos de los últimos cursos de la ESO, adaptados curricularmente. De este modo, dichos estudiantes han de buscar soluciones a problemas a los que se enfrenta diariamente una empresa de ingeniería. Posteriormente, las soluciones de los alumnos son evaluadas por personas de SENER y otros colaboradores externos expertos en estas áreas de ingeniería.

Algunos de los retos planteados al colegio Azkorri han sido: mostrar a los diferentes actores implicados los beneficios de la tecnología termosolar; formas de purificar el aire para eliminar la contaminación en las ciudades; cómo minimizar el riesgo de contagio de virus en el transporte público; o cómo prestar servicios urbanos de forma más eficiente. Así, los jóvenes participantes han podido comprobar cómo la ciencia, la tecnología y la ingeniería están al servicio de las personas para mejorar su calidad de vida.

En esta ocasión, “Un reto por la ciencia” ha concedido el premio a las alumnas Ana Lí Gómez y Marta González por su solución denominada WTG para fomentar el uso del transporte público. Además, se ha concedido un accésit a la solución llamada por sus autores Clear Breeze, de los alumnos Jon Araluce y Miguel Sabas, en respuesta a los retos relacionados con la purificación del aire y el aprovechamiento de recursos energéticos o de la energía generada artificialmente para potenciar el consumo cero en las infraestructuras.

Aprovechamos la ocasión para felicitar a los ganadores y a los participantes y agradecer la oportunidad, tanto a la Fundación Sener por contar con nosotros en esta iniciativa, como a Rubén Elortegui por su implicación una vez más en estos proyectos.