Auzolan en Azkorri

Jornada de participación, trabajo y buena camaradería en el Colegio

Este sábado 17 de octubre, hemos pasado una mañana maravillosa en el Colegio.
40 voluntarios entre aitas, amas y profesores hemos quedado para hacer tareas de pintado en muros y barandillas. Y, sorprendentemente, el resultado ha sido muy satisfactorio teniendo en cuenta que el único de entre todos los presentes que sabía de qué iba el asunto era Victor, nuestro jefe de mantenimiento, que ha comprado y preparado el material y dado instrucciones y consejos permanentemente a todos los principiantes. Perdón, participantes.

Como resultado tenemos unos muros relucientes, unas barandillas lacadas de vivos colores y unas canastas y porterías de nuevo blancas como si fueran nuevas.
Y gracias a la paciencia de nuestra compañera Isa, ahora las paredes y las esquinas están libres de hierbajos.
También tenemos una mancha de pintura blanca en el suelo de la entrada al Colegio: un pequeño accidente de algún aita/ama al que no vamos a descubrir. Y algún que otro brochazo azul en la fachada blanca que, Victor, con su súper buen humor habitual, ha tenido que limpiar. Pero lo que de verdad tendremos que averiguar es cómo consiguió, una de las profesoras, tener tanta pintura en su pelo, cara y ropa como en el muro que acababa de pintar.

Hablando en serio, lo mejor no ha sido lo bonito que ha quedado el Colegio, ni el dinero que nos hemos ahorrado, ambas cosas importantes. Lo mejor ha sido el ambiente de unión y solidaridad, y las ganas de participación de todos en nuestro proyecto Azkorri.

Mila esker guztiei.