Educamos en hábitos alimentarios saludables

Actualmente hasta el 95% de las enfermedades crónicas en Euskadi están relacionadas con los hábitos alimentarios, la presencia de sustancias tóxicas en los alimentos, ciertas deficiencias nutricionales o la ausencia de ejercicio físico, entre otras.

Las enfermedades crónicas no transmisibles se han convertido en la principal carga de enfermedad por lo que sin duda constituyen un gran desafío en materia de salud pública a nivel mundial.

La obesidad es la consecuencia más visible e inmediata de los trastornos de alimentación y la falta de actividad física y se prevé que en 2025 una quinta parte de la población mundial será obesa, por lo que el Departamento de Salud del Gobierno Vasco ha puesto en marcha un plan en el que se establecen objetivos relacionados con la alimentación saludable, y al cual nos hemos sumado como agente educativo, y vamos a abordar con especial dedicación la nutrición infantil, la obesidad infantil y juvenil, y la disminución del consumo de sal grasas y azúcares añadidos.

A esto, añadiremos acciones para fomentar la movilidad en los momentos de ocio entre clases, al mediodía y en la vida no escolar.

¡Es cosa de todos!