Después de 40 años en el colegio enseñando matemáticas y física, nuestro compañero y amigo cuelga la mochila con los libros de texto, los cuadernos y su eterna tablet.